Acá estás
Inicio > Reseñas > Eventos > Anime Friends Chile 2017: El fin de semana en que todo se derrumbó

Anime Friends Chile 2017: El fin de semana en que todo se derrumbó

Fatídico el 7 de julio a las 19:42, minuto exacto en que la productora Vampire Prod. anuncia de manera “formal” y oficial el cambio de recinto del polideportivo del Estadio Nacional al ya común* y conocido Liceo Dario Salas tan solo un día antes del esperado evento.


Anime Friends, para quienes se están enchufando al tema recién ahora, es un evento (un gran evento) que se realiza en países como Brasil, Argentina y, no podía faltar, Chilito. Su principal atractivo (en conjunto con la usual invitación a tiendas, ilustradores y cosplayers) es que traen a una banda reconocida en el medio nipón relacionado al animé. Su versión del 2015, recordada con amor, marcó un punto de crítica positiva al presentar a Flow, quienes tocaron temas propios, la nueva versión de Dragon Ball Super y un par de excelentes covers. Suena bien, ¿no?

2 años después, Anime Friends vuelve a anunciarse con un buen recinto e invitados: las voces latinas de las Gemas de Cristal y la amada banda Do As Infinity en el polideportivo del Estadio Nacinoal. Wow!!!

Como ya les explicamos, a última hora se cambió el local y todo tuvo que reajustarse, pero… ¿Fue realmente así? Si bien nadie maneja la información a la primera sobre lo sucedido, no fue difícil darse cuenta que el error no estuvo en algún factor externo a la productora. El anunció repentino del cambio, cuando contaban con un escenario, más de 30 tiendas y muchos ilustradores, solo confirma el hecho de que el polideportivo jamás estuvo seguro y que el liceo como plan B estuvo considerado desde hace mucho tiempo. Según informan nuestras fuentes, la venta de entradas no alcanzó para cubrir “todo” y se vieron “forzados” a cambiar el lugar (algo que al par de meses ya veían venir). Además se reveló por fuentes legales que el pago del cheque de garantía jamás de concretó por parte de la productora.

Khe?!! Así es. Cuando todo se hace tan encima es poca la gente que puede tener más opciones, a muchos solo les queda resignarse y aceptar las nuevas condiciones. Pero no todos piensan igual, mucha gente prefirió reclamar, presentar su queja al SERNAC y pedir la devolución de su dinero (que en unas 3 semanas veremos si ocurre o no). Al menos 25 tiendas se bajaron y dejaron un espacio “pelao” para comprar; pero nosotros, que estábamos en el campo de los acontecimientos, nos percatamos que aun así no había donde meter 25 tiendas más. ¡Pero eso no es todo! Los pobres vendedores que quisieron correr el riesgo y al menos intentar recuperar su dinero fueron puestos en una cancha dividida incómodamente de todo lo demás y para más remate no tenía luz en la noche. Y ya sabemos que la noche en invierno parte a las 6, así que perdieron cerca de dos horas y media de ventas.

El promedio que tuvieron que pagar las tiendas en tan aclamado evento era de aproximadamente $ 450.000 pesos, con una estimación de 6000 asistentes al evento. Pero NO, el flujo de gente fluctuó entre los 1300 y 1500 asistentes y, weon, no podí cobrar eso en un colegio donde se hacen hasta eventos gratuitos.

(Le mandamos un besito a nuestros bellos amigos de Okasan Store que aguantaron hasta el final)

Con ellos, también cayeron los ilustradores que pagaron cerca de $ 80.000 por mesa y fueron situados en un gimnasio/cafetería/comedor, mal ordenado y animado en un espacio sin decoración y con dos parlantes torrantes. Si weon, eran torrantes.

Pero detengámonos ahí, no todo es dinero en esta vida (bueno, si), también queremos rescatar la belleza del Liceo. Para quienes hemos ido a varios eventos en el lugar, sabemos que el Dario Salas no es conocido por su fachada renacentista trabajada por Miguel Ángel, sino que por sus grafitis y rallados en casi todas sus salas, sumados a ventanas rotas, mesas chuecas, sillas endebles y más. Estas son cosas que todos nos topamos en nuestros colegios (quizás) y que jamás habían molestado en otros eventos; de hecho, ni siquiera le prestabas atención a esas cosas. Fue acá, en un evento que de verdad tiene índole internacional, que las cosas “feas” generan mayor contraste y dejan en evidencia la falta de preocupación por parte de quien sea que tenía que encargarse de emperifollar el lugar para que presentara su internacionalidad.

Pero tio Shaggo, no sea pesao, si igual uno podía llegar y cachar el evento.

Ciertamente se podía, pero SOLO si sabías donde era. Al momento de llegar no existía ningún cartel que te dejara en claro que ese era el lugar del evento y que exactamente era el evento al que ibas. Fue sino hasta su segundo día que aparecieron dos carteles (hojas de cuaderno con lápiz pasta) que indicaban la entrada y las acreditaciones, más nada. Queremos recalcar que las acreditaciones eran una chapita de Anime Friends con la palabra prensa/artista escrita con plumón encima.

Really nigga?!!!

 

Cuando llegó la hora del concierto, la gente obviamente lo disfrutó y olvidó todo lo malo por un momento. Su banda tocó frente a ellos y todos felices. Pero tenemos entendido que DAI venía con un repertorio de casi 20 temas y solo tocaron 13 (algunos bien exigidos por el público). Era de esperarse, si las condiciones en que recibieron a la banda eran paupérrimas y degradantes. Con este rostro [FOTO] queda en claro cómo se sentían al ser recibidos de tal manera y saber que tocarían en un patio que no llena más de 500 personas; sino, cuenten ustedes mismos. Ah ¡ojo!, que no se me olvide, existía cancha VIP. Cancha vip en una cancha de colegio, donde la mitad del espacio era esa preciada zona para personas muy importantes. Está bien que quieran mantener lo que ofrecieron en un comienzo (mínimo), pero no pueden hacer eso en un lugar donde NO-SE-PUEDE. Allá ellos y lo hicieron igual.

Podríamos seguir criticando y quejándonos de lo que se vio y vivió, pero eso no es lo que más nos duele (además del bolsillo), sino que la imagen que le estamos entregando a nuestro público nacional y a los artistas extranjeros. Primero, con esto damos por muerto un futuro Anime Friends a manos de la misma productora, está claro y, nosotros como medio de prensa, nos encargaremos de recordarles lo que sucedió. Segundo, todos nosotros los ñoños chilenos estamos cada vez más decepcionados con los eventos geeks, ñoños o llámenlos como quieran porque están cada vez más fijados en ganar plata que en generar contenido. Solo se preocupan de poner stands y listo, eso es una feria y si es por eso voy a la Feria Friki que tiene miles de tiendas. Nosotros queremos ver preocupación del contenido, un show continuo, buena animación, BUEN AUDIO POR DIOH! y participación staff-asistentes. Estamos creando una brecha tan grande entre el mismo evento y la gente que ya cada vez desconocemos más a los encargados de darnos entretención. Tercero y no menos importante, con que cara le podemos pedir a las bandas extranjeras que vengan si es así como las vamos a recibir. Estamos diciéndole al mundo que así es como hacemos los eventos internacionales, así de mal. Ya no nos queda nada bueno, cada día la gente está más harta de lo que ve y paga por ver. ¿Cuándo llegará el día en que de verdad nos enfoquemos en crear contenido y hacer feliz a la gente?

Cuando uno se cae, otros se alzan. Espero que lo sucedido sea un llamado de atención a todos los organizadores de eventos y se pongan las pilas de una buena vez. Olviden por un momento estar detrás ganando las lucas y pónganse adelante, donde se disfruta el evento y recuerden como eran las cosas antes, cuando las hacían los fans para los fans.

 

*Sin ninguna intención de desprestigiarlo.

Comentarios

Comentarios

Top