Acá estás
Inicio > Notas > Castlevania: La apuesta de Netflix a la adaptación de videojuegos

Castlevania: La apuesta de Netflix a la adaptación de videojuegos

¡Bienvenidos Mads!

Ya casi a la mitad de julio, he tenido el tiempo suficiente para probar las novedades que nos ha traído.

Algunas series esperadas, otras que pasan un tanto desapercibidas y otras que, luego de verlas, solo puedo decir «¡pero qué chucha, Japón!».

Pero tranquilos, como siempre aquí está su servidor para decirles que cosillas si valen la pena. No solo en cuanto a anime, si no que otras series/películas de diferente origen. Y es por esto que en esta oportunidad les hablaré de una serie que causó hype desde que se anunció. Habló de Castlevania, la adaptación del clásico y popular videojuego de la compañía Konami.

Pero, ¿resultó ser tan buena como prometía?

Como fan de la saga tal vez me resulte un poco difícil ser objetivo, sin embargo, puedo decir que no se trata de una mera serie «basada en» o que tome la idea de Castlevania y haga de ello algo que nadie espera ni quiere. Por el contrario, la serie se encarga de tomar la mitología e historia de la línea temporal original y la plasma en 4 cortos pero entrañables capítulos que harán que la nostalgia de todo fan salga a flote sin control. Y si no eres fan ni cercano a la serie, es una oportunidad única de iniciarte en el tenebroso mundo de los cazavampiros y hacer frente a la maldición del conde Drácula.

La serie toma como base los acontecimientos del videojuego Castlevania III: Dracula’s Curse, donde Trevor Belmont, descendiente del famoso y temido clan de cazavampiros, debe lidiar con sus responsabilidades como portador del legendario látigo «Vampire Killer» y, a su vez, con el repudio de la gente hacia su clan por tener habilidades sobrenaturales. Sin embargo, Trevor no estará solo en su aventura, a el se unen la joven hechicera Sypha Belnades y Alucard, el hijo del mismísimo Drácula, quien desea detener la masacre que lleva a cabo su padre.

Si bien, los fans podrán fijarse en algunas cosas que varían del lore original, no son más que pequeños cambios necesarios (hasta el momento) para hacer congruente y más llevadera la historia. Por otro lado, y en cuanto a los puntos negativos, se nota en algunos momentos una animación un poco tosca y movimientos poco naturales de los personajes. Esto se deja ver principalmente en los primeros capítulos, pero mejora notablemente en los últimos, donde se nota que se puso el mayor esfuerzo y cariño (además de la mayoría del presupuesto, probablemente). El otro punto en contra sería la duración: 4 capítulos de 25 minutos que dejan con gusto a poco a cualquiera. Por fortuna ya fue anunciada la segunda temporada que contará con 8 capítulos más. Fuera de lo anterior, la serie es muy recomendable.

Detalles para finalizar, el productor responsable es Adi Shankar, conocido por varios One-Shot Films que reimaginan series y personajes con un tono más oscuro, como Power/Rangers y Punisher: Dirty Laundry. Además, cabe destacar que es R-18, por lo que si no te gustan las serie muy gráficas, mejor da un paso al lado xD, pero es algo que queda perfecto para una saga de este calibre y enfoque.

 

Eso es todo por hoy Mads, espero puedan disfrutar de la recomendación.

¡Recuerden compartir si les gusta el contenido y nos vemos en otra reseña!

-C.h.r.n.o.

Comentarios

Comentarios

Top