Acá estás
Inicio > Notas > DEATH NOTE 2017: Una de las pocas veces que Netflix ha fallado

DEATH NOTE 2017: Una de las pocas veces que Netflix ha fallado

¡Bienvenidos Mads a un nuevo review!

Hoy quiero escribirles de un estreno que se estaba esperando desde su anuncio, no precisamente por la alta expectativa ni por que nos dejara con un hype enorme, sino por el miedo que siempre da cuando escuchamos las noticias tipo «X compañía (gringa) hará una adaptación de X serie japonesa (o videojuego)». Y es que ya el repertorio de malas adaptaciones suma y sigue, dejándonos una decepción tras otra.

Death Note 2017 no es la excepción.

 

Catalogada ya por mucha gente en la red como la «Dragon Ball Evolution» de Netflix (igual tal vez un poco exagerado. Nada es tan basura como eso), la adaptación cae sin remedio en otra pobre «gringización» del concepto original. Fuera de la gente que no le gustó porque no es fiel al original o aquellos que la encontraron pasable bajo el pretexto de que «es solo una adaptación», la película queda corta a la hora de cumplir con ser un thriller de la categoría esperada.

Un desarrollo de personajes débil o nulo, un protagonista que cae en el cliché del adolescente promedio al que le hacen bullying, la compañera femenina que sale con los populares pero se fija en el nerd porque parece especial, un L sentimental que carece de fuerza como detective, Ryuk no pasa de ser un pseudo demonio que mueve los hilos de unos personajes carentes de motivación, como esa vocecita diabólica que te incita a hacer algo malo. Todo lo anterior hace del conjunto principal una propuesta mala y poco interesante. Tomen cualquiera de estas usuales cintas gringas de nerds, jugadores de rugby y porristas, denle al nerd de turno una Death Note y añadan una ambientación tipo Final Destination (para que la critica que aquí hago tome mayor peso, que sepan que también las encuentro malísimas) y tendrán la receta de Death Note 2017. Para hacerlo peor, el ritmo de la película es acelerado. Demasiado como para tratar de explicar o darle un trasfondo digno a los personajes. Leí por ahí que Netflix planea hacer varias películas de Death Note y no se que tan cierta sea aquella información, pero si planeaban algo así desde un principio, podían haber realizado una adaptación con un ritmo más pausado y dejar que todo el potencial argumentativo se repartiera en las entregas que tuviesen planeadas. De no ser así, esperemos que no pase de esta.

En resumen, Death Note recibió el «rayo gringizador». Comprendo totalmente que se trata de una «adaptación», pero dentro de las mismas adaptaciones hay cosas que se deben respetar. Nadie habla de que Light debiese ser igual de popular con las mujeres o de que L no debería ser afroamericano, se habla de que el concepto básico era la batalla de estos dos genios que intentaban atraparse el uno al otro, donde daba la impresión de que cada movimiento era el de una pieza más en el tablero de ajedrez de los mejores jugadores. Aquí no se ve nada de eso (y no, ver a nuestro L afroamericano perseguir a Light por las calles con una pistola no cuenta).

Si te gustan las shitty movies gringas con gore barato estilo estilo la ya mencionada Final Destination, con mala trama y te olvidas un poco de la obra en la que está basada, serás del selecto grupo que la encontró «buena» o «pasable». Pero la excusa de que es una adaptación no sirve para defender el hecho de que es una mala adaptación.

 

-C.h.r.n.o.

Comentarios

Comentarios

Top